Sur y Centro América
Viernes 28 de Febrero 2020

Uno en un continente de esperanza

27 Noviembre, 2010

Declaración Final II Encuentro Aniversario de UnoAmérica

Delegaciones de los distintos países pertenecientes a la Unión de Organizaciones Democráticas de América se dieron cita los días 19, 20 y 21 de noviembre de 2010 en la Sociedad Bolivariana de Bogotá a fin de sostener su Segundo Encuentro Aniversario. Al final de las de las deliberaciones se aprobó la siguiente declaración:

1. Cada delegación presentó un diagnóstico de la situación de su país y rindió un informe de las actividades realizadas durante el año en curso, concluyendo que UnoAmérica se consolida cada vez más como escudo de la democracia, espada de la libertad y faro de esperanza para los pueblos de América Latina.

2. UnoAmérica ha registrado un crecimiento sostenido desde su creación, en diciembre de 2008, hasta la fecha; incrementando también sus actividades, que han servido para: aglutinar los sectores democráticos de nuestra región, defender las democracias cuando han sido amenazadas, luchar por la libertad de los prisioneros políticos, representar a las víctimas del terrorismo, ejercer acciones jurídicas en tribunales nacionales e internacionales, organizar conferencias en diversos países, participar como observadores en procesos electorales, establecer relaciones institucionales en Estados Unidos y Europa, y realizar importantes investigaciones, las cuales se han usado para editar informes y libros impresos o electrónicos.

3. Durante el año 2010 se observa un evidente deterioro de los gobiernos pertenecientes al ALBA, debido a los fracasos de su modelo ideológico y de su gestión administrativa. Su discurso en favor de los más pobres, la justicia social y el anti-imperialismo ha quedado sólo en retórica; porque en la práctica han sumido a sus pueblos la miseria, han cercenado las libertades, y han subordinado sus naciones al imperialismo cubano. Sin embargo, dado que desean mantenerse en el poder a como dé lugar, incluso recurriendo a la violencia, hoy más que nunca constituyen una amenaza para la paz y la estabilidad de la región, como se observa en los puntos que siguen a continuación.

4. El régimen de Evo Morales viola constantemente los preceptos democráticos. El uso de “fiscales especiales contra el terrorismo” y la aprobación de la Ley Contra el Racismo constituyen herramientas para perseguir a la oposición y para limitar la libertad de prensa. Adicionalmente, Morales ha iniciado un feroz e injustificado ataque contra la Iglesia Católica. Sin embargo, José Miguel Insulza cataloga a Bolivia como un ejemplo para la democracia. Una vez más, Insulza no se comporta como Secretario General de la OEA, sino como militante del Partido Socialista de Chile, es decir, como integrante del Foro de Sao Paulo.

5. El régimen de Rafael Correa se aprovecha de la reciente huelga policial para mentir -alegando que hubo un intento de golpe de Estado- a fin de justificar la radicalización de su proyecto y la criminalización de la disidencia.

6. El régimen de Daniel Ortega pretende aglutinar las fuerzas internas de Nicaragua en torno a su debilitado proyecto, recurriendo a una invasión al territorio costarricense. Con esta acción irresponsable, Ortega prefiere encender Centroamérica en llamas antes que abandonar el poder.

7. El régimen de Hugo Chávez recurre al fraude electoral para controlar la Asamblea, como se pudo constatar en las pasadas elecciones del 26 de septiembre. La oposición obtuvo el 52% de los votos totales, pero sólo obtuvo 1/3 de los curules; mientras que el oficialismo logró 48% de los votos, pero usurpó 2/3 de los curules. Al fraude hay que añadir la aprobación de leyes totalitarias, la persecución brutal a sus adversarios, y una creciente ola de confiscaciones.

8. Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela han firmado numerosos acuerdos con el régimen forajido de Ahmadinejad; importando de esta manera el fundamentalismo islámico a nuestra región; lo cual, aunado a la presencia del narcotráfico y de grupos terroristas, como las FARC, constituye un peligroso cóctel que pone en riesgo la seguridad del hemisferio occidental. Dentro de este contexto, el anuncio de Bolivia y Venezuela de adquirir tecnología nuclear significa una gravísima amenaza, que debe ser enfrentada con la seriedad debida.

9. UnoAmérica advierte sobre el resurgimiento de grupos terroristas que ya habían sido derrotados en el Perú, como Sendero Luminoso y el MRTA; que aunque no cuentan con apoyo popular, reciben respaldo del Foro de Sao Paulo, y más específicamente de los regímenes de Bolivia y Venezuela.

10. UnoAmérica observa con beneplácito el triunfo de las Fuerzas Militares de Colombia en contra de las bandas narcoterroristas; pero a la vez preocupa que el Poder Judicial -infiltrado por la izquierda radical- propine duros golpes a héroes militares que en el pasado derrotaron la subversión, a fin de desprestigiar la institución y desmoralizar a las tropas. Caso emblemático, entre muchos otros, es el del Coronel Luis Alfonzo Plazas Vega, quien rescató el Palacio de Justicia en 1985, asaltado por la banda narcoterrorista M-19, y ahora se encuentra tras las rejas. Depurar el Poder Judicial constituye una prioridad del Estado, para no perder en los tribunales corruptos lo que se conquista con la sangre de los soldados en las selvas de Colombia.

11. El Foro de Sao Paulo ha logrado desarrollar un sofisticado sistema de persecución judicial contra sus opositores, utilizando tácticas del “derecho penal del enemigo”. Estas tácticas incluyen el reclutamiento de jueces y fiscales corruptos; el uso de falsos testigos; la fabricación ilegal de pruebas; la manipulación y reinterpretación de las leyes, de acuerdo a la visión socialista; el copamiento de las organizaciones nacionales e internacionales de Derechos Humanos, y los organismos multilaterales (como la OEA y Unasur). Haciendo uso de esta estructura de persecución, se intenta criminalizar la exitosa gestión del ex presidente Álvaro Uribe.

12. En Argentina y Uruguay se observa un peligroso retroceso hacia épocas violentas que ya habían sido superadas; porque los montoneros y tupamaros que hoy ejercen el poder, se aprovechan de sus cargos para ejercer venganza contra los militares que los derrotaron en el pasado. Esto lo logran eliminando las leyes de amnistía, de caducidad y de obediencia debida; y aplicando su anulación de manera retroactiva, pero sólo contra los militares, porque los terroristas del pasado -hoy en el poder- sí gozan plenamente de los indultos otorgados. La víctima más reciente de este esquema retaliativo es el general uruguayo Dalmau, Comandante de la IV División del Ejército.

13. UnoAmérica felicita al valiente pueblo hondureño por la manera cómo han defendido su democracia frente a los embates del ALBA y del Foro de Sao Paulo; e insta a la OEA a dejar de poner obstáculos para readmitir a esa nación en su seno.

14. Todos los integrantes de UnoAmérica condenan de la manera más firme y categórica el injusto encarcelamiento de su presidente, el ingeniero Alejandro Peña Esclusa, quien se encuentra secuestrado en los calabozos de la policía política venezolana, víctima de un burdo montaje orquestado por el régimen de Hugo Chávez, apoyado por Cuba.

Pero paradójicamente, esta vil patraña le ha permitido a nuestra plataforma consolidar y madurar sus objetivos; afianzar la unidad, la solidaridad y el vigor de más de doscientas organizaciones provenientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Honduras, Perú, Venezuela y Uruguay; así como las ONGs de hispanos residentes en Estados Unidos y España. UnoAmérica se compromete a luchar denodadamente por alcanzar no sólo la liberación de Alejandro, sino la de todos los venezolanos, que se encuentran de alguna manera aprisionados por la dictadura de Chávez; ya sea porque son despedidos injustamente, porque sus empresas les son confiscadas o porque viven encerrados en barrotes de miedo.

UnoAmérica desea agradecer a todas las personalidades e instituciones que han levantado su voz para exigir la liberación de Alejandro e insta a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a luchar por su libertad.

15. No es casual que hayamos escogido como sede del II Encuentro la Sociedad Bolivariana de Bogotá; como tampoco es casual que nos hayamos congregado el año pasado en la Quinta de San Pedro Alejandrino. Uno de los objetivos de UnoAmérica es rescatar la memoria y el legado del Libertador Simón Bolívar, los cuales se encuentran secuestrados por quienes falsamente dicen llamarse “bolivarianos”, pero que en realidad son agentes del castro-comunismo.

16. Cumpliendo con la responsabilidad de rescatar el buen nombre de nuestros patriotas Bolívar y San Martín, UnoAmérica otorga este año el reconocimiento ORDEN A LA DEMOCRACIA al Dr. Feisal Buitrago Mustafa, quien ha custodiado las ideas de aquellos que hace doscientos años empuñaron sus espadas para lograr la libertad en América.

17. Finalmente, queremos transmitir un mensaje de optimismo y de esperanza a los pueblos de América Latina. El ocaso del ALBA y el despertar de nuevos factores democráticos en la región abren la oportunidad de construir un futuro mejor, basado no en modelos ideológicos o teóricos, sino en programas de acción realistas, cuyo objetivo sea resolver los problemas concretos que afectan a nuestros pueblos: alimento, empleo, vivienda, seguridad, salud, educación y servicios.

Ratificamos nuestro firme compromiso de servir como plataforma de conectividad para los pueblos de América, para defender la libertad, los derechos humanos, la justicia, y la democracia en nuestro amado “Continente de la Esperanza”. No tenemos espadas, pero tenemos plumas; no tenemos grandes medios, pero tenemos voluntad. Y sobre todo, tenemos algo que infunde un profundo temor a los tiranos y a sus esbirros: el valor para decir la verdad.

Sociedad Bolivariana. Bogotá, Colombia. Noviembre 21 de 2010

Fuente: UnoAmerica
Información de dominio público

ElCanillita.info     ↑ Volver al inicio

Palabras Clave: